La tormenta solar afectará GPS y radares de aviones hasta el domingo

 La tormenta magnética que afectara al planeta en estos días, es de categoría 4 en una escala de 10

ESPECIAL.- Este viernes 13 y sábado 14 de octubre, la Tierra sufrirá los efectos de una tormenta magnética provocada por vientos procedentes del Sol, la mayor registrada hasta ahora.

 El fenómeno, de magnitud 4 en una escala de 10, visitará nuestro planeta durante dos días, y si bien no afectará el clima, sí podría alterar el campo magnético terrestre, provocando posibles fallos en equipos electrónicos de navegación o telecomunicación, aumentando el riesgo de accidentes.

 ¿Que es una tormenta magnética?

 Es una reacción de nuestro planeta a las erupciones solares que nos llegan en forma de vientos. El luminoso astro expulsa millones de partículas, que son capaces de alcanzar a la Tierra al cabo de pocos días.

La magnetósfera -campo magnético terrestre- minimiza sus efectos para que el plasma solar no produzca "efectos catastróficos". Los seres humanos siempre hemos vivido con la presencia de estas tormentas magnéticas, "incluso cuando aún se desconocía la actividad solar y el campo geomagnético", explicó el astrónomo Serguéi Popov.

 ¿Qué efectos tendrá sobre la salud?

Las personas más sensibles a las manifestaciones meteorológicas del sol, podrían sentir molestias físicas, desde dolores de cabeza hasta crisis nerviosas, irritabilidad, agotamiento o ansiedad.

Sin embargo, Popov reconoce afirma que "resulta imposible predecir con exactitud la manera en que esa tormenta nos puede afectar", añadiendo que para estar más seguros, hay que tener en cuenta tanto su magnitud como "la temperatura ambiente y la presión atmosférica" durante los días que dure el fenómeno.

  ¿Qué efectos tendrá en las comunicaciones?

 Si bien su impacto es relativo, podría generar daños en las comunicaciones de aviones en vuelo con la torre de control, o en los sistemas de localización, como los GPS, que eventualmente dejarían de funcionar u ofrecerían datos incorrectos. Incluso, las brújulas podrían sentir su invisible impacto. Una tormenta de este tipo puede producir fallas en el funcionamiento en las telecomunicaciones. "Cuando estas erupciones solares llegan a la Tierra pueden interferir con las transmisiones satelitales", señala Claudio Estévez, académico del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Chile.

 Según explica el especialista, se verán afectados, por ejemplo, los GPS, la televisión y los teléfonos satelitales. No así los celulares, el wifi o la televisión por cable y fibra óptica. Sin embargo, aclara que "son golpes" y puede que de un momento a otro se pierda la señal, pero que no se trata de interrupciones largas.

COMPARTIR

COLABORAN CON SALVEMOS VIDAS